Sacramento, diciembre del 2023 – ¿Quieres ver tu negocio aquí?

Ventas dprimeramano magazine
Contáctanos para ventas

¿Por qué hay dolor en la espalda baja? Ocho razones y cómo tratarlas

En casos severos este tipo de afección puede provocar riesgos a la salud de los pacientes.

Todas las personas en algún momento de su vida han sufrido de dolor de espalda, siendo esta una de las razones más frecuentes por las que se acude por atención médica. De acuerdo a la fisiatra Olga Estrada, el dolor que se presenta en la parte baja de la espalda afecta a 8 de cada 10 personas, por lo menos alguna vez en la vida.

Además, en su fase aguda, esta dolencia llega, incluso, a ser incapacitante y en un porcentaje significativo tiende a prolongarse en el tiempo.

El dolor de espalda suele manifestarse de diferentes formas, según indicó la especialista en dolor Myriam Hincapié. Una de ellas puede ser una “picada súbita” localizada o proyectada a la región glútea en uno o en ambos lados de la espalda baja, con una intensidad tan fuerte que puede llegar a inmovilizar completamente a la persona.

La especialista dice que también puede aparecer como una sensación de corrientazo que se proyecta a lo largo de una o ambas extremidades y, en la mayoría de los casos, como una sensación de peso en la espalda que se incrementa con el movimiento y la flexión de la espalda.

Dolor de espalda

Una mala posición al momento de estar sentado puede repercutir en dolor en la espalda baja.

Foto: 

iStock

Causas del dolor en la espalda baja y tratamiento

El Dr. Kenneth Palmer, cirujano ortopédico especializado en cirugía de columna vertebral del Hospital Houston Methodist señaló en el portal web de la institución médica varias razones por las que una persona puede experimentar dolor.

Entre la causa más común son los esguinces y la distensión que sumados pueden provocar una lesión aguda. Esto suele ocurrir al momento de que una persona se tropieza, levantar algo demasiado pesado o sufre una lesión practicando algún deporte. Un esguince o distensión también puede desarrollarse en el transcurso del tiempo debido a movimientos repetitivos o una mala postura.

«El tratamiento para un músculo contraído, o para la rigidez de un ligamento de la espalda, es bastante simple y puede ser doloroso a veces, incluyendo medicamentos antiinflamatorios, relajantes musculares, hielo para ayudar a reducir la inflamación, calor para promover la curación y un descanso de actividad extenuante hasta que el dolor se disipe», explicó el Dr. Palmer.

Otra causa que señaló el especialista es el dolor lumbar crónico, que aunque no es el más recurrente, se puede presentar debido a una lesión en un ligamento o muscular. Igualmente, en ciertos casos se puede tratar con analgésicos o terapias de recuperación.

Otra de las causas pueden ser una hernia discal, y daño en las articulaciones facetarias, que puede aparecer por el desgaste gradual o algún tipo de trauma.

Ejercicios en casa para aliviar el dolor lumbar

Realizar una serie de ejercicios todos los días puede ayudar a mejorar el dolor.

Foto: 

iShock

También que una persona presente escoliosis puede incidir en el dolor de espalda. «Cuando la columna vertebral toma una curvatura inadecuada, habrá más probabilidad de que exista degeneración de las articulaciones lumbares y los discos», advirtió el Dr. Palmer.

Las últimas causas que señala el experto son la fractura por compresión, estenosis espinal, y la espondilolistesis, que se pueden aumentar su incidencia en personas con edad avanzada.

¿Cuándo visitar a un especialista médico?

Según la Clínica Mayo, el momento adecuado para comunicarse con su médico es si:

  • El dolor lleva mucho tiempo.
  • No hay mejoría a pesar del descanso.
  • El dolor es intenso.
  • Se propaga a las piernas, e incluso por debajo de la rodilla.
  • Provoca debilidad.

Estos dolores se pueden prevenir manteniendo un régimen de ejercicios de bajo impacto, mantenerse en el peso adecuado, realizar estiramientos antes y después de hacer una actividad física enérgica, no flexionar la espalda para levantar cargas, adecuar los espacios de trabajo de manera ergonómica, corregir la postura en todas las posiciones, usar calzado cómodo, evitar los tacones altos, dormir en superficies rígidas, no fumar y no automedicarse.

By dPrimeramano

Deja una respuesta

Related Posts

No widgets found. Go to Widget page and add the widget in Offcanvas Sidebar Widget Area.