Sacramento, diciembre del 2023 – ¿Quieres ver tu negocio aquí?

Ventas dprimeramano magazine
Contáctanos para ventas

¿Las mascotas pueden transmitir enfermedades a sus dueños?

Las enfermedades zoonóticas pueden ser ocasionadas por distintos agentes patógenos.

La creciente presencia de mascotas en los hogares es un reflejo de su importancia emocional para las personas. Sin embargo, esta cercanía plantea ciertos riesgos, ya que pueden ser portadoras de enfermedades que afectan a los humanos. Esta interacción, si bien es enriquecedora, requiere de medidas preventivas para salvaguardar la salud de ambos.

Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México enfatizan la importancia de la vigilancia constante para identificar cualquier signo de enfermedad. Una forma efectiva de hacerlo es manteniendo al día la cartilla de vacunación, lo cual ayuda a fortalecer el sistema inmunológico de las personas y prevenir enfermedades zoonóticas.

Las enfermedades zoonóticas, que se transmiten de animales a humanos, representan un porcentaje significativo de las enfermedades infecciosas recién identificadas y de muchas existentes. Por ello, los responsables del cuidado de las mascotas tienen un rol fundamental en la prevención de estas enfermedades.

Además de las vacunas, proporcionar un entorno adecuado y cuidados preventivos es esencial para proteger a las mascotas de enfermedades como el moquillo, la hepatitis viral canina, la influenza, la tos ferina y el coronavirus.

La salud de las mascotas no solo es vital para su propio bienestar, sino también para la seguridad de las personas que conviven con ellas. Estar alerta ante cualquier cambio en su comportamiento es clave para proteger tanto a estos miembros de la familia como a su entorno.

¿Qué son las enfermedades zoonóticas y cómo prevenirlas?

Las enfermedades zoonóticas son aquellas que tienen la capacidad de pasar de animales a humanos. Estas pueden ser ocasionadas por distintos agentes patógenos como virus, bacterias, parásitos y hongos, y son más comunes de lo que se podría pensar. Los síntomas varían ampliamente dependiendo del tipo de parásito y el individuo afectado, pudiendo ir desde la ausencia de síntomas hasta cuadros graves con diarrea, dolor muscular y fiebre.

Una vía común de transmisión de estas enfermedades es a través de los alimentos. Por ejemplo, el contacto con alimentos o agua contaminados con heces de animales infectados, como vacas y cerdos, puede llevar a afecciones como la criptosporidiosis y la triquinosis. Esta última se puede contraer al consumir carne mal cocida de ciertos animales.

Gatos

Para prevenir estas enfermedades, es crucial mantener una buena higiene y seguir prácticas seguras en la manipulación de alimentos.

Foto: 

iStock

Las mascotas también son portadoras potenciales de parásitos transmisibles a humanos. Los cachorros y gatitos son especialmente susceptibles a infecciones por gusanos cilíndricos y anquilostomas. Asimismo, los animales salvajes, como los mapaches, pueden ser fuente de parásitos peligrosos para las personas.

Para prevenir estas enfermedades, es crucial mantener una buena higiene y seguir prácticas seguras en la manipulación de alimentos. La atención veterinaria regular es esencial para proteger tanto a las mascotas como a las familias de infecciones parasitarias.

Recoger y desechar adecuadamente las heces de las mascotas, lavarse las manos frecuentemente, especialmente después de interactuar con animales, y evitar el contacto con heces animales son medidas preventivas clave. Además, es importante cocinar bien los alimentos y tomar precauciones adicionales en caso de tener un sistema inmunológico debilitado.

By dPrimeramano

Deja una respuesta

Related Posts

No widgets found. Go to Widget page and add the widget in Offcanvas Sidebar Widget Area.