Sacramento, diciembre del 2023 – ¿Quieres ver tu negocio aquí?

Ventas dprimeramano magazine
Contáctanos para ventas

La Reserva Federal teme que los estadounidenses se acostumbren a una inflación elevada. Puede que ya esto ya esté ocurriendo

Está empezando a surgir una señal preocupante para la Reserva Federal de Estados Unidos.

La Fed sigue de cerca varios riesgos que podrían dificultar aún más su tarea de domar la inflación, tales como que la demanda de consumo al rojo vivo mantenga cierta presión al alza sobre los precios y los posibles efectos de las tensiones geopolíticas en Oriente Medio sobre los precios del petróleo.

Pero el banco central estadounidense también presta mucha atención a si los estadounidenses todavía tienen fe en que la inflación acabará volviendo a la normalidad. Esa fe parece estar erosionándose.

La última encuesta de consumidores de la Universidad de Michigan publicada este 10 de noviembre mostró que las expectativas de inflación a largo plazo de los estadounidenses subieron al 3,2% este mes, el nivel más alto desde 2011.

Y esas percepciones podrían seguir empeorando cuanto más tarde la Fed en conseguir que la inflación vuelva a su objetivo del 2%. Los funcionarios de la Fed no esperan que la inflación alcance el 2% sino hasta 2026, según sus últimas proyecciones económicas publicadas en septiembre.

Si hay algo que haría temblar a la Fed, sería un empeoramiento de las expectativas de inflación.

«Si descubrimos que los consumidores o las empresas están empezando a sentir que el nivel de inflación a largo plazo… está subiendo, si esa es su expectativa, tenemos que actuar y tenemos que controlarlo», declaró el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, a Bloomberg a principios de este mes.

Si los estadounidenses pierden la fe en que la inflación pueda volver a la normalidad, la Reserva Federal se vería obligada a endurecer aún más su política monetaria, ya sea subiendo los tipos de interés o manteniéndolos elevados durante mucho más tiempo del previsto.

El tipo de interés de referencia de la Fed está actualmente en su nivel más alto en 22 años y los inversores ya esperan que el banco central mantenga los tipos más altos durante más tiempo.

«Trabajé en la Reserva Federal durante seis años y si las expectativas de inflación están subiendo y no están bajo control, la Reserva Federal actuará», dijo a CNN Luke Tilley, economista jefe de Wilmington Trust Investment Advisors.

«Eso es lo único que les quita el sueño. No les quitan el sueño las recesiones, porque van y vienen, pero sí las expectativas de inflación a largo plazo».

No está claro si las expectativas de inflación seguirán empeorando, y la Reserva Federal examina una amplia gama de encuestas, no solo la de la Universidad de Michigan. Pero la encuesta de la Universidad es una de las más seguidas por inversores y economistas.

La Fed se centra específicamente en las expectativas de inflación a largo plazo y el presidente de la Fed, Jerome Powell, se encarga de mencionar el estado de las percepciones de inflación de los estadounidenses en cada conferencia de prensa después de que los funcionarios establezcan la política monetaria (lo que sucede ocho veces al año).

Durante su última rueda de prensa posterior a la reunión celebrada a principios de este mes después de que los funcionarios votaran a favor de mantener los tipos estables, Powell dijo que «las expectativas de inflación a más largo plazo parecen seguir bien ancladas».

Pero el tiempo corre, la inflación se mantiene muy por encima del 2% y algunos economistas creen que la última milla de la lucha de la Fed contra la inflación podría ser la más difícil.

«Sigo dispuesta a apoyar la subida del tipo de interés de los fondos federales en una futura reunión si los datos que se reciban indican que los avances en materia de inflación se han estancado o son insuficientes para reducir la inflación al 2% de forma oportuna», declaró la semana pasada la gobernadora de la Reserva Federal, Michelle Bowman, una de las funcionarios más duras de la Fed, en un foro de la Asociación de Banqueros de Nueva York celebrado en Palm Beach (Florida).

La palabra clave es «oportuna».

Una inflación rígida podría «desanclar» las expectativas de inflación o provocar un deterioro constante de la percepción de la inflación por parte de los estadounidenses. Pero no está claro cuánto tiempo haría falta para que una inflación persistentemente alta provocara eso.

Tilley afirmó que «la Fed está siendo demasiado pesimista» al esperar que la inflación no alcance el 2% hasta 2026.

A fin de cuentas, la Fed sólo necesita mantener la confianza en que el monstruo de la inflación desaparecerá algún día, y la constante desaceleración de la inflación durante el año pasado ha ayudado hasta ahora en ese sentido, según la Fed en Nueva York.

Un reciente análisis del banco sobre las perspectivas de los consumidores respecto a la inflación mostraba que «los consumidores saben hoy lo suficiente sobre la Reserva Federal como para reconocer sus políticas como el factor más importante detrás del reciente y esperado futuro descenso de la inflación».

Quizá la Reserva Federal sólo necesite seguir demostrando que avanza en su histórica lucha contra la inflación.

«Creo que el 2% es sólo un número porque lo que es más significativo es la dirección del viaje no de dónde llegan antes de que el viaje termine», dijo a CNN Drew Matus, estratega jefe de mercado de MetLife Investment Management. «La Fed realmente sólo quiere que la gente no espere que la inflación se mantenga en el 4% para siempre».

Entonces, ¿qué fue lo que mantuvo las expectativas de inflación bajo control durante todo este tiempo? Matus dijo que podría ser simplemente la nostalgia.

«La gente quiere creer que el futuro será como el pasado, porque es algo que el cerebro puede asimilar», dijo. «Están intentando actualizar su recuerdo de cuando las cosas eran más asequibles y lo que la Reserva Federal tiene que vigilar realmente es el riesgo de un shock inflacionista en estos momentos».

El IRS informó cambios para el pago de impuestos

Si eres alguien a quien le gusta planificar con antelación sus impuestos, el IRS publicó esta semana los nuevos tramos del impuesto sobre la renta ajustados a la inflación y las cantidades de deducción estándar que estarán en vigor para el año fiscal 2024.

Traducción: Estos son los números que serán relevantes para la declaración de impuestos que la mayoría de los estadounidenses presentarán a principios de 2025, informó Jeanne Sahadi de CNN.

El IRS realiza ajustes por inflación anualmente a los tramos impositivos, la deducción estándar y algunas otras desgravaciones fiscales.

Para las personas físicas y los matrimonios que declaran por separado, la nueva deducción federal estándar aumentará a US$ 14.600, frente a los US$ 13.850 de este año.

Para los matrimonios que declaran conjuntamente, la deducción estándar aumentará a US$ 29.200, frente a los US$ 27.700.

Y para las personas que declaran como cabeza de familia, la deducción estándar será de US$ 21.900, frente a los US$ 20.800.

La mayoría de los declarantes reclaman la deducción estándar. Otros detallarán sus deducciones porque, en conjunto, suman más que la deducción estándar.

Por ejemplo, si eres un declarante soltero y tu interés hipotecario, contribuciones caritativas y la parte permitida de tu estado y los impuestos locales sobre la renta ascienden a más de US$ 14.600 en 2024, es probable que debas detallar tus deducciones para ahorrar más en tus impuestos.

By dPrimeramano

Deja una respuesta

Related Posts

No widgets found. Go to Widget page and add the widget in Offcanvas Sidebar Widget Area.