Sacramento, diciembre del 2023 – ¿Quieres ver tu negocio aquí?

Ventas dprimeramano magazine
Contáctanos para ventas

Días oscuros: la tragedia de los torrenciales aguaceros en República Dominicana

Al menos 21 muertos han dejado las fuertes lluvias registradas en República Dominicana durante las últimas 48 horas, que han llevado a declarar en alerta a casi todas las provincias del país, informaron el domingo las autoridades locales.

La tragedia que ha afectado a la República Dominicana se ha cobrado un doloroso tributo, especialmente entre los sectores más vulnerables de la población.

Según el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), la pérdida de vidas humanas a raíz de diversos incidentes relacionados con las intensas lluvias es aún más desgarradora, al conocerse que tres de los fallecidos eran menores de edad, destacando la vulnerabilidad de los más jóvenes ante eventos climáticos extremos.

El desglose de las nacionalidades de las víctimas agrega otra capa de complejidad a esta trágica situación. De las personas que perdieron la vida, cuatro eran ciudadanos estadounidenses, mientras que tres eran de nacionalidad haitiana. Este detalle resalta la diversidad de la población afectada, subrayando la naturaleza indiscriminada de los desastres naturales que no conocen fronteras ni nacionalidades.

El desafortunado epicentro de esta catástrofe se ubicó en la capital, Santo Domingo, donde se registró el mayor número de muertes, nueve en total. La fatalidad alcanzó su punto álgido con el colapso de un muro sobre varios vehículos que transitaban por la Avenida 27 de Febrero, una de las arterias más importantes de la ciudad.

Este trágico suceso dejó varios automóviles atrapados bajo los escombros, creando una escena desoladora que ha conmovido a la comunidad local y ha generado un llamado de solidaridad.

La Oficina Nacional de Meteorología ha augurado que los aguaceros continuarán a lo largo del domingo e incluso, a comienzos de la próxima semana. | Foto: Pantallazo de video de X: @odilioe

“Este acontecimiento, que ha cobrado la vida de nueve personas, nos conduce a tomar la decisión de instruir una investigación exhaustiva que deberá determinar inequívocamente las causas de tan lamentable incidente”, reportó el Ministerio de Obras Públicas en un comunicado.

El agua “se infiltró en un subsuelo saturado” y las bases del muro de hormigón cedieron, explicó esa cartera.

El gobierno del presidente Luis Abinader, quien calificó la coyuntura como “un evento extremo”, mantiene en alerta a 30 de las 32 provincias del país caribeño, 14 en alerta roja debido a que las abundantes precipitaciones continúan.

Otras nueve personas murieron en distintos incidentes ocurridos en Santo Domingo, por inundaciones y por la caída de una pared en una vivienda. Un hombre, en tanto, falleció al ser arrastrado por las aguas en la provincia de San José de Ocoa (sur), mientras que hubo dos muertes en similares circunstancias en la provincia de La Altagracia (este).

Récord de lluvias

El Centro de Operaciones de Emergencia informó que unas 13.000 personas han sido evacuadas de zonas de riesgo. Abinader dijo este domingo en rueda de prensa que las lluvias observadas desde el sábado representan el “evento de mayor precipitación pluvial jamás ocurrido en la República Dominicana”.

El mandatario dominicano considera que la situación es reflejo de los desequilibrios que causa el cambio climático. “Los que no crean en el cambio climático, empiecen a creer”, emplazó el gobernante, quien habló de daños “extensos y cuantiosos”, aunque sin adelantar cifras.

Las intensas lluvias han desencadenado una serie de problemas en diversas regiones, dando lugar a cortes en servicios esenciales como electricidad y agua potable.

Frente a esta situación, el presidente Abinader, acompañado por su equipo de gobierno, ha tomado medidas drásticas para salvaguardar la seguridad de la población afectada.

En respuesta a los desafíos ocasionados por las condiciones climáticas adversas, el mandatario anunció la suspensión de las clases hasta el miércoles, con el objetivo prioritario de evaluar el estado de las escuelas y garantizar la seguridad de niños y jóvenes. Esta decisión refleja el compromiso del gobierno con la protección de la comunidad estudiantil y su entorno.

Personas cruzan con dificultad la carretera que se encuentra inundada producto de las intensas lluvias, hoy en San José de Ocoa (República Dominicana). EFE/Orlando Barría | Foto: EFE

Este incidente se suma a la serie de eventos climáticos que ha experimentado la República Dominicana en las últimas semanas.

A finales de agosto, la tormenta Franklin dejó un saldo trágico con dos personas fallecidas y una desaparecida, además de forzar la evacuación de aproximadamente 3.000 residentes de áreas con condiciones peligrosas.

La vulnerabilidad del país ante fenómenos meteorológicos ha llevado al gobierno a intensificar sus llamados a la población para que evite actividades riesgosas en los próximos días.

By dPrimeramano

Deja una respuesta

Related Posts

No widgets found. Go to Widget page and add the widget in Offcanvas Sidebar Widget Area.
Verificado por MonsterInsights