Sacramento, diciembre del 2023 – ¿Quieres ver tu negocio aquí?

Ventas dprimeramano magazine
Contáctanos para ventas

¿Quién es Narges Mohammadi? La iraní que recibe el Nobel de la Paz en prisión

Nobel de la Paz

La activista y periodista está condenada en una cárcel y tiene un castigo de 154 latigazos.

El premio Nobel de la Paz fue otorgado este viernes a la encarcelada activista iraní Narges Mohammadi por su combate contra la opresión de las mujeres en Irán, que desafían al poder quitándose el velo en los espacios públicos.

El premio a Mohammadi llega al calor de un amplio movimiento de protesta en la República Islámica tras la muerte bajo custodia policial, hace un año, de Mahsa Amini. Esta joven iraní había sido detenida por vulnerar presuntamente el estricto código de vestimenta para las mujeres, que impone cubrirse la cabeza con un velo y lleva ropa discreta.

Mohammadi, la décimo novena mujer en ganar este galardón, era uno de los nombres que más sonaban en las apuestas previas al anuncio. Sucede en el palmarés del premio de la Paz al bielorruso Ales Bialiatski y a las organizaciones rusa Memorial y la ucraniana Center for Civil Liberties. Un trío muy simbólico de defensores de los derechos humanos que recibió el premio en 2022 con la guerra de Ucrania como telón de fondo.

Narges Mohammadi lucha desde hace tres décadas por los derechos de la mujer en Irán, una indómita labor que le ha costado años en prisiones. De hecho, recibe el prestigioso galardón en la prisión Evin, donde cumple una condena de 10 años por “la difusión de propaganda contra el estado”.

Este es el perfil de Narges Mohammadi, activista ganadora del Premio Nobel de Paz 2023.

Narges Mohammadi

Narges Mohammadi, activista iraní de derechos humanos

¿Quién es Narges Mohammadi?

La activista nació en la norteña ciudad de Zanjan en 1972 en el seno de una familia de clase media, hija de un cocinero y agricultor.

Estudió Física y trabajó como ingeniera, pero enfocó su carrera al periodismo y pronto comenzó a colaborar con grupos de la sociedad civil para trabajar por los derechos de las mujeres y las minorías.

Esas inquietudes políticas la llevaron a unirse al Centro de Defensores de los Derechos Humanos, grupo fundado por la abogada iraní Shirin Ebadi, Nobel de la Paz en 2003, y centrado en la abolición de la pena de muerte.

Su activismo le ha costado 13 detenciones y cinco condenas por un total de 31 años de prisión y 154 latigazos. En estos momentos la Judicatura iraní tiene abiertos tres procesos más contra ella.

Su marido, Taghi Rahmani, también ha pasado 14 años entre rejas, también por su activismo, y vive exiliado en París, con sus hijos gemelos, que no ven a su madre desde hace años.

Su valentía también le ha valido numerosos reconocimientos, como el Premio al Coraje de Reporteros Sin Fronteras de 2022 o el premio de la Unesco Guillermo Cano a la Libertad de Prensa el año pasado.

“Narges Mohammadi ha sido una indómita voz contra la represión del Gobierno iraní a pesar de ser uno de sus más perseguidos objetivos”, dijo de ella Kenneth Roth, el director de Human Rights Watch entre 1993 y 2022.

El Premio Nobel, con sede en Oslo, reconoció a Mohammadi «por su lucha contra la opresión de las mujeres en Irán y su lucha para promover los derechos humanos y la libertad para todos».

«Su valiente lucha ha tenido un tremendo coste personal. En total, el régimen la ha detenido 13 veces, la ha condenado en cinco ocasiones y la ha sentenciado a un total de 31 años de prisión y 154 latigazos», declaró Berit Reiss-Andersen, presidenta del Comité Nobel noruego en Oslo.

El comité noruego declaró que el premio «también reconoce a los cientos de miles de personas que se han manifestado contra las políticas de discriminación y opresión del régimen teocrático contra las mujeres”.

Mahsa Amini

Manifestantes piden a las Naciones Unidas que tomen medidas contra el trato que reciben las mujeres en Irán, tras la muerte de Mahsa Amini.

El Nobel reconoce así también a los miles de personas que se echaron a las calles iraníes para pedir más libertades tras la muerte de Mahsa Amini, tras ser detenida por la llamada policía de la moral en septiembre de 2022.

Los manifestantes pedían el fin de la República Islámica en unas protestas que se apagaron tras una fuerte represión estatal que causó 500 muertos, miles detenidos y en las que fueron ejecutadas siete personas.

“El lema adoptado por los manifestantes -“Mujer, vida, libertad”- expresa de manera acertada la dedicación y el trabajo de Narges Mohammadi”, indicó el comité noruego.

Tras el anuncio, la ONU y el comité Nobel instaron a Irán a liberar a Mohammadi, actualmente encarcelada en la prisión de Evin, en Teherán, donde según Reporteros Sin Fronteras es objeto de «un hostigamiento judicial y policial para silenciarla».

Narges Mohammadi

Narges Mohammad

Es un «momento histórico para lucha por la libertad en Irán», declaró su familia al enterarse de la noticia.

«Dedicamos este premio a todos los iraníes y, en especial, a las mujeres y niñas iraníes que han inspirado a todo el mundo por su valentía y su lucha por la libertad y la igualdad», agregó su familia en un mensaje escrito.

Y es que la concesión del Premio Nobel de la Paz a la encarcelada activista supone además un revés para el Gobierno de Irán, que este viernes condenó el reconocimiento a la periodista y lo calificó “como un acto político” y una medida de “presión” de Occidente.

El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Naser Kananí, afirmó que Mohammadi fue condenada por “repetidamente violar la ley y cometer actos criminales”, por lo que la concesión del premio supone una “desviación de los objetivos originales del Nobel de la Paz”.

Al contrario, la elección de Mohammadi, que ganó en 2022 el Premio al Valor de Reporteros Sin Fronteras (RSF) y este año el Guillermo Cano a la Libertad de Prensa de la Unesco, fue fuertemente elogiada dentro y fuera de Noruega.

Narges Mohammadi

La activista iraní Narges Mohammadi

Al contrario, la elección de Mohammadi, que ganó en 2022 el Premio al Valor de Reporteros Sin Fronteras (RSF) y este año el Guillermo Cano a la Libertad de Prensa de la Unesco, fue fuertemente elogiada dentro y fuera de Noruega.

El secretario general de la ONU, António Guterres, celebró un “tributo a todas las mujeres que luchan por sus derechos” y afirmó que este Nobel es “un recordatorio importante de que los derechos de las mujeres y niñas están enfrentando una fuerte resistencia, incluso a través de la persecución de defensoras de derechos humanos, en Irán y otros lugares”.

La ONU, el Comité Nobel y el presidente estadounidense, Joe Biden, instaron a Irán a liberar a la premiada. Mientras que su hijo Ali, de 17 años, que vive en París exiliado con su hermana gemela y su padre, Taghi Rahmani, declaró en una rueda de prensa que el premio es “una recompensa para el pueblo iraní”.

Mohammadi no ha visto a sus hijos desde hace ocho años y se ignora si fue informada del galardón, que está dotado con una medalla de oro, un diploma y una suma de 11 millones de coronas suecas.

By dPrimeramano

Deja una respuesta

Related Posts

No widgets found. Go to Widget page and add the widget in Offcanvas Sidebar Widget Area.