Sacramento, diciembre del 2023 – ¿Quieres ver tu negocio aquí?

Ventas dprimeramano magazine
Contáctanos para ventas

El “inexplicable” calentamiento de los océanos que alarma a los científicos

Este mes, la superficie del mar alcanzó un nuevo récord de temperatura, pero lo que más llamó la atención es que nunca se había calentado tanto ni tan rápido

El brusco e inesperado aumento de la temperatura de los océanos que se registró recientemente ha alarmado a los científicos, que admiten que están preocupados por el impacto que pueda tener a largo plazo en el calentamiento global.

Este mes, la superficie del mar alcanzó un nuevo récord de temperatura, pero lo que más llamó la atención es que nunca se había calentado tanto ni tan rápido.

Los científicos no entienden muy bien por qué.

La preocupación es que, combinada con otros fenómenos meteorológicos, la temperatura mundial pueda alcanzar un nivel sumamente inquietante a finales del próximo año.

Uno de estos fenómenos es el que se conoce como El Niño, un sistema meteorológico que calienta el océano, que según creen los expertos este año se producirá con mucha intensidad.

El problema es que el aumento de las temperaturas de los océanos podría hacer desaparecer la vida marina, causaría fenómenos meteorológicos más extremos y se elevaría el nivel del mar.

Además, hace que los océanos sean menos eficaces a la hora de absorber los gases de efecto invernadero que calientan el planeta.

Aumento de las temperaturas de los océanos

Diferencias enormes

Un nuevo e importante estudio, que fue publicado la semana pasada, resaltó un hecho preocupante.

En los últimos 15 años, el calor acumulado en la Tierra ha aumentado en un 50%, y la mayor parte de ese aumento ha ido a parar a los océanos.

Esto está teniendo consecuencias reales a nivel mundial: no sólo la temperatura global de los océanos alcanzó un nuevo récord en abril de este año, sino que en algunas regiones la diferencia con respecto a otros momentos del pasados fue enorme.

Como ejemplo se mencionaron las temperaturas de la superficie del mar frente a la costa este de Norteamérica, que en marzo superaron en 13.8°C la media registrada entre 1981-2011.

Aún no está bien establecido por qué se está produciendo un cambio tan rápido y tan grande“, afirmó Karina Von Schuckmann, autora principal del nuevo estudio y oceanógrafa del grupo de investigación Mercator Ocean International.

“Hemos duplicado el calor en el sistema climático en los últimos 15 años. No quiero decir que esto sea cambio climático, variabilidad natural o una mezcla de ambos. Aún no lo sabemos. Pero sí vemos este cambio”.

Diferencias enormes

Un nuevo e importante estudio, que fue publicado la semana pasada, resaltó un hecho preocupante.

En los últimos 15 años, el calor acumulado en la Tierra ha aumentado en un 50%, y la mayor parte de ese aumento ha ido a parar a los océanos.

Esto está teniendo consecuencias reales a nivel mundial: no sólo la temperatura global de los océanos alcanzó un nuevo récord en abril de este año, sino que en algunas regiones la diferencia con respecto a otros momentos del pasados fue enorme.

Como ejemplo se mencionaron las temperaturas de la superficie del mar frente a la costa este de Norteamérica, que en marzo superaron en 13.8°C la media registrada entre 1981-2011.

Aún no está bien establecido por qué se está produciendo un cambio tan rápido y tan grande“, afirmó Karina Von Schuckmann, autora principal del nuevo estudio y oceanógrafa del grupo de investigación Mercator Ocean International.

“Hemos duplicado el calor en el sistema climático en los últimos 15 años. No quiero decir que esto sea cambio climático, variabilidad natural o una mezcla de ambos. Aún no lo sabemos. Pero sí vemos este cambio”.

Efecto secundario

Un factor que podría estar influyendo en el nivel de calor que llega a los océanos es, curiosamente, la reducción de la contaminación procedente del transporte marítimo.

En 2020, la Organización Marítima Internacional puso en marcha una normativa para reducir el contenido de azufre en el combustible quemado por los buques.

Esto ha tenido un rápido impacto, reduciendo la cantidad de partículas de aerosol liberadas a la atmósfera.

Pero los aerosoles que ensucian el aire también contribuyen a reflejar el calor hacia el espacio, por lo que su eliminación puede haber provocado una mayor entrada de calor en las aguas.

Otro factor importante que preocupa a los científicos es el patrón climático ENOS (El Niño-Oscilación del Sur).

Durante los últimos tres años, este fenómeno natural ha estado en una fase más fría denominada La Niña, y ha ayudado a mantener bajo control las temperaturas globales.

Pero los investigadores creen ahora que se está formando un El Niño poderoso que tendrá importantes consecuencias para el mundo.

“Hay una apuesta decidida por un El Niño fuerte. Y todos los modelos climáticos apuntan en esa dirección”, declaró Hugh McDowell, de la Oficina de Meteorología de Australia.

Aunque McDowell considera que las predicciones a estas alturas del año son menos fiables, otros investigadores están más convencidos de lo que está por llegar.

En especial porque ya se ha producido un fenómeno de El Niño en las costas de Perú y Ecuador, que según creen los expertos estará seguido de un fenómeno completo con consecuencias para las temperaturas globales.

“Si encima se produce un nuevo El Niño, probablemente tendremos un calentamiento global adicional de 0.2-0.25°C”, dijo Josef Ludescher, del Instituto de Investigación Climática de Potsdam.

Sube y baja

Según Ludescher, “el impacto en la temperatura suele calmarse unos meses después de alcanzar su máximo nivel cuando se produce El Niño, por eso 2024 será probablemente el más cálido registrado”.

Y puede que sí, que nos acerquemos a los días de 1.5°C {el aumento de temperatura que los científicos establecieron como el máximo nivel permitido parapoder frenar el calentamiento global} y puede que nos pasemos temporalmente”.

Es probable que El Niño altere los patrones meteorológicos en todo el mundo, debilite la temporada de monzones y amenace con más incendios forestales a Australia.

Pero lo que más preocupa es que, al entrar más calor en el océano, las aguas sean menos capaces de almacenar el exceso de energía.

Y también preocupa que el calor contenido en los océanos no permanezca allí.

Varios científicos con los que se contactó para este artículo se mostraron reacios a hablar con detalle de las implicaciones.

Uno dijo estar “extremadamente preocupado y completamente estresado”.

Algunas investigaciones han demostrado que el calentamiento del planeta se produce por aumentos bruscos, con pocos cambios durante un periodo de años y luego repentinos saltos hacia arriba, estrechamente ligados al desarrollo de El Niño.

Es un escenario que, según Karina Von Schuckmann, da cierta esperanza de que las temperaturas vuelvan a bajar después de que El Niño termine.

By dPrimeramano

Deja una respuesta

Related Posts

No widgets found. Go to Widget page and add the widget in Offcanvas Sidebar Widget Area.
Verificado por MonsterInsights