Sacramento, diciembre del 2023 – ¿Quieres ver tu negocio aquí?

Ventas dprimeramano magazine
Contáctanos para ventas

Cinco errores que cometen las personas al hacer ejercicio que pueden provocar lesiones

Obesidad

La actividad física ayuda a prevenir el sobrepeso y otras enfermedades crónicas.

La actividad física es necesaria no solo para fortalecer el tono muscular y mejorar el aspecto físico, sino también, ayuda a prevenir enfermedades que afectan la salud cardiaca, funcional y mental. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), «a nivel mundial, 3 de cada 4 adultos cuentan con niveles de actividad física recomendados».

Sin embargo, de manera recurrente múltiples personas sufren lesiones o afecciones relacionadas con el ejercicio físico debido a que no tienen en cuenta los riesgos que se pueden presentar.

Al comenzar a realizar una rutina de ejercicios físicos, como ir al gimnasio, salir a trotar, o montar bicicleta, si no se toman ciertas precauciones, se pueden recaer en lesiones serias que pueden afectar en la funcionalidad del organismo.

Yamile Angulo, coaching nutricional, señala que, «la actividad física trae varios beneficios a la salud física, debido a que cualquier ejercicio que estimule los músculos puede ayudar a personas con diabetes, ya que mejora la absorción de insulina en los músculos». También, el ejercicio físico ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Además, el deporte trae varios beneficios a la salud mental. Según la experta, «el yoga, por ejemplo, puede ayudar contrarrestar los síntomas de trastornos de la conducta, alimentaria». Además, el deporte refuerza la autoestima de las personas, y los incentiva a estar en relacionamiento con otras personas y el entorno.

«La ausencia de la actividad física regular puede aumentar el riesgo de enfermedades crónicas, obesidad, enfermedades cardiovasculares, pero también problemas en la salud mental, ya que las personas son más propensas a experimentar depresión y ansiedad», afirma Angulo.

Los errores más frecuentes al hacer ejercicio

Ángulo propone ciertos fallos y percances que puede experimentar una persona que recién empieza a hacer alguna actividad física. Estos se resumen en:

  • Falta de guía y supervisión especializada: Muchas personas no tienen un preparador físico que los asesore cómo comenzar a entrenar; sin embargo, existen videoblogs explicativos que sirven de guía en el entrenamiento.
  • No llevar una buena alimentación: La actividad física se debe acompañar con una nutrición indicada para no tener recaías y faltas de energía.
  • Tener dietas alimenticias exageradas: Variedad de personas comienzan a practicar deporte para perder peso, pero reciben asesoramientos erróneos sobre qué debe comer y qué no.
  • Desmotivaciones: Algunas personas inician motivadas a hacer ejercicio, pero no encuentran los resultados esperados debido a varios factores como los antes mencionados, que provoca que deserten.
  • Lesiones: Por falta de calentamiento, sobrecarga de peso, o problemas de alimentación, las personas pueden presentar afecciones leves o graves. 

Lesiones más recurrentes y cómo prevenirlas

La Academia Americana de Médicos de Familia señala que, «existen dos tipos de lesiones deportivas que pueden ser agudas y crónicas». Las primeras son más comunes y se pueden presentar en distintas partes del cuerpo como hombro, codo, cuello, rodilla y tobillo, y la otra, es la consecuencia de reincidir en una lesión que no ha sido tratada.

Le puede interesar: (Sedentarismo prolongado: ¿cómo vencerlo para una vida saludable lejos de enfermedades?)

Según los manuales Merk, sus síntomas se manifiestan con dolor, que pueden variar desde molestias suaves, hasta dificultades para poder caminar. El diagnóstico debe incluir una anamnesis (preguntas al paciente) y un examen físico exhaustivo. La entrevista médica debe centrarse en los movimientos y tensiones físicas de la actividad, antecedentes, cronología y duración del dolor después del ejercicio. Entre las lesiones más frecuentes en las personas están:

  • Fractura de Hueso: Puede suceder en casi cualquier deporte y provoca dolor repentino, hinchazón, irritación y sensibilidad alrededor del área.
  • Bursitis: Es la inflamación de la bursa, un pequeño saco lleno de líquido intercede entre un hueso y otras partes móviles, como los músculos, los tendones o la piel.
  • Desgarro: Es una torsión o un tirón de un músculo o tendón. Las distensiones pueden ocurrir durante los deportes de contacto, pero también pueden ocurrir cuando se repite el mismo movimiento una y otra vez, como en el tenis o el golf.
  • Esguince: Son estiramientos o quiebres de los ligamentos, son más comunes en los tobillos, las rodillas y las muñecas.
  • Dislocación: Pasa cuando dos huesos se separan. Causa mucho dolor y es más común en los hombros, los codos, los dedos, la rótula y la rodilla.

Cuando se tenga una de estas lesiones, el retorno al deporte debe ser gradual y supervisado por profesionales de la salud. Es esencial asegurarse de que la lesión esté completamente curada y que el atleta recupere su fuerza y resistencia antes de volver a la actividad física intensa.

La prevención es clave para evitar futuras lesiones. Esto incluye un calentamiento adecuado, un entrenamiento equilibrado y el uso de equipo de protección cuando sea necesario.

Es importante la comunicación abierta con el cuerpo de salud para conocer más sobre la prevención y tratamiento de lesiones

By dPrimeramano

Deja una respuesta

Related Posts

No widgets found. Go to Widget page and add the widget in Offcanvas Sidebar Widget Area.