Down Top

December 16, 2017

top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
top header ads
Advertise Your Business

Elizabeth Arteaga

“Me siento muy bendecida”. “Marsha es mi ángel guardián, y gracias ella tuve una segunda oportunidad en esta vida, y voy a vivirla al máximo en su honor”.

Elizabeth Arteaga celebró el pasado mes 17 años de su trasplante. Compartiendo con ella nos cuenta su historia y como ha experimentado más desafíos de los que enfrentan otros en la mayoría de su vida.
Todo comienza en 1995, a Elizabeth le diagnosticaron insuficiencia renal. Ella entró en la lista de espera nacional para un riñón, pero esperó cuatro largos años. Cerca del final, sus riñones solo tenían el 3% de su función original, y estaba amarrada a una máquina de diálisis tres veces por semana.
Aún así, ella continuó trabajando como gerente de la oficina de un quiropráctico. Como ella misma dice: “No quería renunciar a la vida”.
Pero, más desafíos le esperaban a Elizabeth. En abril de 1999, las complicaciones de una operación de tiroides debilitaron su corazón hasta el punto en que también necesitaba un trasplante de corazón.
Luego, el 29 de septiembre de 1999, Elizabeth recibió una segunda oportunidad en la vida. Una mujer de 19 años, Marsha Stone, había muerto en un accidente automovilístico y se convirtió en donante, lo que le permitió a Elizabeth tener un trasplante de corazón y riñón.
Sobre esto Elizabeth nos comparte las palabras conmovedoras de la mamá de Marsha, “Marsha y yo habíamos hablado sobre la donación de órganos no mucho antes de que ella muriera”, dice la madre de Marsha, CeCe Stone. “Entonces, cuando sucedió esto, aunque estábamos devastados, sabía que donar sus órganos era algo que Marsha querría”.
Después del éxito de ese trasplante, Elizabeth está de vuelta en el trabajo a tiempo completo y en su tiempo libre juega con sus cuatro perros: Mabel, Patches, Leo y Lady.
Nos alegra escuchar a Elizabeth hoy cuando nos dice; “Me siento muy bendecida”. “Marsha es mi ángel guardián, y porque ella me dio otra oportunidad en la vida, voy a vivirla al máximo en su honor”.
Sobre el proceso de trasplante y las donaciones de órganos, Elizabeth nos confiesa cuan engorroso y tardío es este proceso. Los hispanos representan el 13% de la lista de espera de órganos nacionales. Estos números aumentan anualmente. Ahora más que nunca, debemos unirnos y concientizar sobre este tema para resolver la escasez de donantes. Para ayudar a garantizar la mejor combinación posible, es esencial aumentar la cantidad de hispanos que deciden dar vida. Un donante puede salvar o mejorar las vidas de más de 50 personas.
Las cifras más actuales nos dicen que como promedio 21 personas mueren cada día en los Estados Unidos mientras están esperando un trasplante de órganos. El total de pacientes esperando por un trasplante de órganos actualmente es más de 120,000 y más de 600 de ellos son niños de 5 años o menores.
Por eso, les pedimos a todos que se sensibilicen con estas personas y se informen del proceso de donación. Dentro de los centros para donación de órganos en Sacramento se encuentra Sierra Donor Services, que proporciona servicios de consulta a hospitales con el fin de facilitar el proceso de donación de órganos y recuperación de tejido.
Sierra Donor Services está totalmente acreditado por AATB (Asociación Estadounidense de Bancos de Tejidos) para recuperar tejido en todos los hospitales de su área de servicio.
Después del trasplante, Elizabeth pudo continuar trabajando, pero antes tuvo que hacer reposo e ir acostumbrándose a la rutina del trabajo poco a poco.
Ella nos cuenta que la mayoría de los receptores de trasplantes pueden regresar al trabajo y otras actividades normales en un plazo de tres a ocho semanas a 6 meses después del trasplante. No deben levantar objetos que pesen más de 5-10 libras o hacer ejercicios que no sean caminar hasta que la herida haya cicatrizado (por lo general, aproximadamente seis semanas después de la cirugía).
Este periodo de recuperación es el momento para que amigos y familiares sean su soporte y apoyo. Lo que se considera un factor importante para desarrollar y mantener una vida saludable a partir de este nuevo renacimiento de la persona. Es tiempo de unión y construcción de relaciones saludables con la familia. Esta debe conocer sus necesidades y comprender el proceso, también lo ayudarán a mantenerse físicamente activo haciendo ejercicio con usted o animándole a estar físicamente activo.
Elizabeth tuvo la bendición y gracias a la oportunidad que le dio la vida y Marsha de encontrar a su gran amor, su esposo José Antonio García Ruiz, que es su mejor amigo, su mayor apoyo, la mayor comodidad, la motivación más fuerte y su sonrisa más sincera. Es un gran amor el que comparten Elizabeth y José Antonio que les permitió cuidar a 26 niños increíbles y maravillosos del programa de Foster Care que impactaron su vida para siempre.
Después de su trasplante Elizabeth nos dice –“un factor importante es que siempre se debe tomar sus medicamentos inmunosupresores a tiempo y diariamente con una dieta saludable y ejercicio. Al principio estará en una dosis alta y con el paso del tiempo cada vez menos. El cumplimiento del tratamiento hará crecer el cabello en lugares que nunca hubieras sabido que podrías. También hará que tengas lo que llamamos una cara de luna … redonda. Definitivamente obtendrá una gran figura, al menos en mi caso lo hice… maravilloso”.
Emocionados con esta historia y orgullosos de compartir con ustedes todo este renacer de Elizabeth. Queremos exhortar a nuestra comunidad a reflexionar sobre el consentimiento de donación de nuestros órganos y tejidos una vez que ya no estemos en este mundo, porque como Elizabeth, hay muchas personas que todavía tienen mucho que vivir y dar amor en esta tierra. La información sobre el registro para ser donantes puede ser a través de Donate Life California http://donevidacalifornia.org/ o por la familia, es importante recordar que los órganos se recuperan y se usan para ayudar a salvar las vidas de aquellos en la lista de espera de trasplantes de órganos que piden día tras día que una oportunidad para ellos aparezca.

About The Author

D’primeramano es una revista hispana que tiene alcance local. Hace énfasis fundamentalmente en los anuncios publicitarios, sin descuidar los artículos e información que sean relevantes principalmente para la comunidad hispana de la región. Por eso además de los anuncios, siempre dedica espacios a secciones de interés general como inmigración, leyes, música, cine, televisión, chistes, entretenimiento, cocina, curiosidades, efemérides, conmemoraciones, deportes y otras. El objetivo es que los hispanos reciban en su idioma información fidedigna, actualizada e interesante. D’primeramano y que puedan beneficiarse de las ofertas de productos y servicios que están en su comunidad o muy cerca de ellos. D’primeramano es una revista de participación donde puedes ganar premios, tomar parte en nuestros concursos y rifas, publicar tus opiniones, historias y poemas, publicar tu clasificado o sugerirnos las secciones de tu interés.

Related posts